Libertad para Kunkeiro69

Jueves, 29 de mayo de 2014.-
La semana pasada se produjo una de las noticias más catastróficas de los últimos tiempos (fútbol aparte): han cerrado el canal de youtube de Kunkeiro69. ¿Que quién es Kunkeiro69? Pues uno de esos héroes anónimos que lleva años recuperando canciones olvidadas del rock español para que todos los demás podamos volver a disfrutarlas sin movernos del asiento.

Cuando me planteé esto de escribir un blog supuse que tendría que aprender a subir vídeos a youtube para ilustrar mis textos. Pronto comprobé que casi todo lo que buscaba ya estaba ahí, así que lo fui posponiendo en parte por pereza y por incompetencia. Si necesito una canción, la busco, la inserto bajo el párrafo apropiado y así voy tirando, aprovechándome del esfuerzo de otros. Hace tiempo descubrí que el nombre de Kunkeiro69 aparecía constantemente en casi todos los vídeos de rock español. Investigando sobre él por la red destaca la apabullante cifra de 25.000, el número de canciones que aseguran que contenía su canal. En un sitio incluso llegaron a hacerle una entrevista.

Canal Kunkeiro69Esta era la banda que encabezaba su canal

Resulta que el tío dice tener 20 años, pese a lo cual ha sido capaz de documentar de forma exhaustiva todo el rock español anterior a que él naciera. Bueno, rock español pero especialmente si es gallego, que no ha habido grupo de su tierra que se le resistiera. Por lo visto subía cada día a youtube dos discos enteritos, en orden, con buen sonido y con su portada original… y de repente, un día de la semana pasada van y le cierran el canal. Yo me enteré porque ando dándole otra vuelta de tuerca al primer disco de Ramoncín. Ya tenía localizadas todas las canciones que tenían que ilustrar el texto cuando, de repente, me veo por todas partes el dichoso mensajito: “Se ha cancelado la cuenta de YouTube asociada a este vídeo debido a varias notificaciones de terceros de infracción de los derechos de copyright“.

Esta al menos he podido recuperarla, pues estaba subida por varios usuarios, pero me temo que serán miles las canciones que habrán desaparecido por completo… ¿quién puede tomarse la molestia de recuperar los viejos discos de Decibelios, La Banda Trapera del Río, Los Cardiacos, Tratamiento Anticaspa, Los Elegantes, Los Suaves, Los Cafres y tantos otros artistas solo recordados por los buenos aficionados? Quizá haya alguna canción suelta subida por algún fan, quizá se ponga a ello algún músico que tocó en alguna banda, pero solamente Kunkeiro lo hacía de manera sistemática e infatigable, que cuando la tomaba con un grupo no lo soltaba hasta completar su discografía.

Ya que está sonando El Rey del Pollo Frito, abro aquí un paréntesis para aclararles que estoy preparando un amplio informe sobre los primeros pasos discográficos de Ramoncín. Sí, ya sé que este asunto ya ha sido tratado anteriormente en A70, pero en esta ocasión se trata de ofrecer un nuevo enfoque basado en un punto de vista hasta ahora poco conocido.

Ramoncín - Rock and roll duduáRock and roll duduá (1978), el single que llevaba
El Rey del Pollo Frito en la cara B

Ya les anticipo que he encontrado material bastante interesante sobre nuestro estimado Ramón. Por ejemplo, la increíble historia del Rey del Pollo Frito, que nunca fue Ramoncín, simplemente escribió la canción en primera persona y se quedó con el mote porque se entendió mal. Después corrió mucha leyenda urbana sobre quién era el auténtico Rey del Pollo Frito… pues bien, aquí tienen al verdadero protagonista confesándolo todo al cabo de los años. Y debajo les pongo la misma película pero en palabras de Ramoncín, para que puedan contrastar.

Cierro el paréntesis ramonciniano y vuelvo al asunto Kunkeiro. Según pone al final de los comentarios de la entrevista que enlacé al principio, la culpa del cierre ha sido de una multinacional disquera, que fue la que hizo la reclamación. Una pena que por cuatro canciones que seguro que ya ni aspiran a vender cierren por completo un archivo tan extraordinario. Muchos de esos grupos que salían en el Canal Kunkeiro69 como Desechables, Los CoyotesFarmacia de Guardia o Las Ruedas eran precisamente de su catálogo, pero esa misma discográfica jamás se preocupó de reeditarlos en CD y los condenó durante años al más miserable de los olvidos. Al menos nos queda el consuelo de que el denunciante no haya sido Ramoncín, que por fortuna ya superó aquella etapa de adalid de los derechos de autor.

En cualquier caso, mando desde aquí un afectuoso saludo para Kunkeiro69. Espero que estas líneas de apoyo ayuden a levantar su ánimo y se ponga manos a la obra para abrir otro canal, donde sea y como sea. Aquí debajo les dejo uno de esos textos que se quedaron con el cuadrado del vídeo en negro y ha sido remendado de forma improvisada. Me temo otros agujeros negros habrán quedado desperdigados por Tonterías de Verano y A70… seguro que algunos vídeos no tendrán sustituto posible.

De los Archivos A70, hoy recuperamos el contenido íntegro de “En recuerdo de la Thatcher”, que fue publicado originalmente el sábado 20 de abril de 2013.

Anuncios

Algunos nombres propios del rock español de los 90

Domingo, 24 de octubre de 2010.-
En el texto sobre Buenas Noches Rose, me vinieron montones de nombres a la cabeza nada más escribir el primer párrafo. No quise ponerlos para no despistar y que la cosa se centrara en hablar de los Rose, pero ahora me apetece nombrar de corrido todos los que se me vayan ocurriendo.

Dover - Devil Came To Me Cantar en inglés con pose alternativa garantizaba
que nadie en los 90 tuviera un éxito de verdad,
salvo alguna honrosa excepción

En el rock español de los 90 la premisa era distanciarse de la anterior generación, esos grupos que habían triunfado cantando en castellano, y unos pocos cometiendo el pecado de ganar mucho dinero con la música. Así que totalmente prohibido escribir canciones que se entendieran y mucho menos que pudieran radiarse en emisoras convencionales. “Canto en inglés, canto en inglés, no entiendo lo que canto porque está en inglés”, sentenciaron Los Nikis con su genial simpleza. Eso fue el movimiento indie, un montón de gente con pretensiones artísticas y directamente olvidables. Pribata Idaho, Sexy Sadie, Vancouvers, Penelope Trip y Amphetamine Discharge eran algunos de los que al menos podrían tener un pase, con Australian Blonde y Los Planetas aspirando eternamente al ascenso a la Primera División. Nunca lo lograron del todo, esa máxima categoría solo fue alcanzada de verdad por Dover. Me van a disculpar, pero solo con mencionarlos se me viene a la cabeza otra frase chistosa que cantó Hank Roever al más puro estilo niki: “El diablo vino a mí y me habló en inglés”.

En los márgenes de lo indie había un montón de ramificaciones. Habría que poner en un extremo a los grupos más ñoños (Le Mans, Family, La Buena Vida, Fresones Rebeldes) y en el lado opuesto a los genuinos punk-roqueros fieles a la senda cazurra de los Ramones, gente como Shock Treatment, P.P.M., La Perrera, Señor No y Nuevo Catecismo Católico.

Había mucha más fauna practicando el género ruidista, desde los que se orientaban directamente al mundo demente (Patrullero Mancuso, Piolines, Cerebros Exprimidos) hasta los que, con pose intelectual, se alineaban con el universo nihilista de Javier Corcobado y el sello Triquinoise. Sin entrar en detalles sobre su atormentado estilo, estos por lo menos tenían la buena costumbre de ponerse nombres fascinantes: Vamos a morir, SuperelvisMil Dolores Pequeños, Bach Is Dead, Ebria Danza, Amor Sucio, Pachuco Cadáver, Los Bichos, 713avo Amor, Vírgenes Adolescentes

Tampoco hay que olvidar a los que, aproximándose al lado heavy de la vida, se ejercitaron en algo parecido a ese rap-metal que tan bien encajaba en los Festivales de tres días: Santa Fe, Psilicon Flesh, El Fantástico Hombre Bala, My Criminal Psycholovers, Tribu-X y, sobresaliendo entre todos con insoportable arrogancia, esos listillos de Def Con Dos, siempre dispuestos a sermonear al personal sobre las más variadas encarnaciones de la tontería mundial, un cajón de sastre en el que podía entrar Alfredo García, Puerto Hurraco, la etapa presidiaria de James Brown, la persecución a Salman Rushdie, Loquillo en su faceta de cantautor y, como Santísima Trinidad del Mal, la religión, la tuna y Yoko Ono.

J. Teixi Band - New CrónicasY mientras los nuevos grupos de los 90 contemplaban
su propio ombligo, los 
veteranos insistían
en algo tan obsoleto como el rocanrol

Por último, y volviendo a Loquillo, rindo homenaje a todos esos roqueros veteranos que pese a tener su fecha de caducidad cumplida se empeñaron en seguir dando guerra durante ese primer tramo de los 90. Menciono a algunos de mis favoritos: Burning, Las Ruedas, Los Ronaldos, Los Del Tonos, ProscritosDesperados, Ilegales, La Frontera, 091, Lagartija Nick, Los EnemigosDomingo y los Cítricos, Surfin’ Bichos, La Granja, los propios Loquillo & Trogloditas y, por último, Javier Teixidor, a quien tengo una admiración especial. Teixi aguantó con los legendarios Mermelada hasta mediada la década y luego se reinventó con la J. Teixi Band. Sigue siendo grande en el nuevo siglo.