Hits calamarianos vol. IV: Cuando no estás

Domingo, 26 de enero de 2014.-
No sé si fue José Mota o Santiago Segura quien explicó en una entrevista que tenían un juego privado para desafiarse el uno al otro, no recuerdo si lo llamaban imitación al cuadrado, doble imitación o imitación indirecta. Como para ellos imitar a toda clase de personajes es relativamente sencillo, lo complicaban planteándose retos del estilo “imita a Aznar imitando a Chiquito de la Calzada”, y una vez logrado el objetivo el otro respondía: “pues ahora tú imita al rey Juan Carlos imitando a Andrés Pajares”. No se lo creerán, pero resulta que me he acordado de esta tontería después de ver el vídeo del último hit calamariano.

Es bien conocido que a Andrés Calamaro siempre le gustó disfrazarse de Bob Dylan. Piensen sin ir más lejos en el guiño de la portada de Alta Suciedad y el célebre episodio en el que un ejemplar de aquel CD acabó en manos del mismísimo Bob. Ocurrió en la gira española de 1999, cuando Andrés abrió varios de esos conciertos. No creo que haya tenido nunca un telonero tan osado: Calamaro se vestía como él, se peinaba como él, cantaba como él e incluso consiguió su permiso para versionar Seven Days. Jamás se había visto semejante herejía, un telonero cantando una de Dylan justo antes de actuar Dylan. Supongo que se lo permitió porque, aunque él escribiera esa canción, después de regalársela a Ron Wood parecía un poco menos suya.

Dylan y CalamaroLa foto que inspiró "Alta Suciedad"

Imaginen el respingo que pegaría Bob al ver una foto de sí mismo en versión argentina, quizá por eso aquel Alta Suciedad quedó abandonado en la habitación de su hotel. Y ahora, en el colmo de la sofisticación, Calamaro pega otra vuelta de tuerca a su obsesión dylaniana poniendo a una actriz interpretándole a él imitando a Bob… aunque mirándolo bien no quede muy claro si en algún momento de la imitación el personaje interpuesto es Enrique Bunbury. Impresionante en todo caso, esa mente calenturienta siempre encuentra un resquicio para seguir sorprendiendo. Vale que la idea no es suya, que la tomó prestada de una película, pero pese a que la ocurrencia no sea original hay que reconocer que para este videoclip está traída con bastante buen gusto.

Bob Dyalan y Cate BlanchettCate Blanchett haciendo de Dylan en "I'm Not There"

Parece obligado mencionar que la chica que hace de chica en el clip es la actual chica de AC, pero no le demos mayor importancia, que eso es un asunto interno argentino. Carnaza para su prensa rosa, busquen imágenes de Micaela Breque en cualquier buscador y lo comprenderán. De todas formas no me negarán que, incluso esquivando tan espinoso asunto, esa letra en principio inocente gana unos cuantos kilos de morbo al ser ilustrada con imágenes bien potentes. O sea, nuestro héroe vuelve a hacer una de sus típicas canciones pegadizas que gustan tanto a las chicas, pero luego se saca de la manga un videoclip lésbico que cambia el sentido de la historia para dejar al personal totalmente desconcertado. Y sepan además que esta temática ha tenido continuidad en los siguientes vídeos del disco. Bohemio y Rehenes completan lo que podríamos llamar su “trilogía lésbica”.

Andrés Calamaro - BohemioBohemio (2013)

Quizá lo más destacado del nuevo disco es que Calamaro haya conseguido moderarse. Se ha limitado a grabar canciones bonitas, no demasiado largas, sin permitirse una sola concesión a sus legendarios excesos. Solo diez canciones agradables, sin salidas de tono ni desvaríos ruidosos. Y por contar algo más, personalmente me ha encantado su decisión de abrir el CD acordándose de Spinetta, llevándonos de paseo por Belgrano, su barrio, para hablarnos del amigo más que del músico. Miren que texto tan emotivo ha escrito sobre la canción. Y es que cuando Andrés homenajea pone todo el corazón, como en su inolvidable dedicatoria a Miguel Abuelo o tantas referencias a Guille Martín a cual más cariñosa. Nos ha llegado al alma, ya saben que en A70 somos muy de Spinetta.

De los Archivos A70, hoy recuperamos el contenido íntegro de “Por culpa de Spinetta” y “Sigo con Spinetta”, publicados originalmente el miércoles 15 de febrero de 2012 y el domingo 26 de febrero de 2012.

Anuncios

Atascado en 2013

Miércoles, 22 de enero de 2014.-
El señor WordPress prepara cada año un informe sobre las estadísticas del blog, pero como hasta ahora se enviaba en inglés, me limitaba a echarle un vistazo sin hacerle demasiado caso. Este año 2013 llega por primera vez en castellano, gracias a lo cual no he tenido ningún temor a la hora de pulsar la tecla “publicar”.

El dato principal es que la gente de WordPress ha contado unas 6.600 visitas en 2013. Ahí debajo tienen el enlace donde se detallan un montón de curiosidades. Solo les adelanto que el blog incrementó considerablemente su tráfico desde el día en que la palabra “porno” fue utilizada para titular una de sus entradas. De nada sirve ahora que les diga que no lo hice a propósito.

Aquí tienen el informe completo preparado por los duendes estadísticos de WordPress.

Siguiendo los nuevos datos proporcionados habrá que actualizar en el margen de la derecha el ránking con las tres entradas más visitadas. Estará listo en los próximos días. Y aquí debajo les pongo de nuevo el vídeo que tanto éxito tuvo el pasado año entre los lectores del blog. Vuelvan a verlo y comprueben por ustedes mismos que lo de “porno” no era para tanto.

Veteranos 2014, por ejemplo Burning y Rosendo

Domingo, 12 de enero de 2014.-
He leído por ahí que en menos de 5 años la industria dejará de fabricar CD’s. Puede que para entonces nadie los eche de menos. Menos mal que Papá Noel y los Reyes aún se apiadan de nosotros y gracias a ellos podemos todavía palpar algún formato físico, sea CD, vinilo, DVD o libro. ¿Archivos en descarga legal? Venga, no me jodan, que ya vamos siendo del siglo pasado. Tan del siglo pasado, que esos escasos CD’s originales que caen en nuestras manos siempre suelen ser de artistas de esos tiempos remotos.

Después de escuchar el nuevo disco de Burning no me queda del todo claro si a estas alturas Johnny Cifuentes todavía tiene cosas que decir. En las siguientes escuchas iré despejando la duda, pero en cualquier caso se le agradece el intento. Dicen los enteradillos que algunas de esas canciones sonaban mucho mejor cuando las grabó a medias con Leiva Pereza. En fin, una pena que por una tontería de egos se quedara en el limbo… está nuestro panorama roquero tan triste como para permitirse estos desperdicios. Pero vaya, de nada vale lamentarse por el proyecto frustrado, demos una oportunidad al que sale ahora.

Burning - Pura SangrePura sangre (2013)

Otro que sacó disco a finales del año pasado y promete dar guerra este 2014 es Rosendo. El dato escalofriante es que a nuestro roquero más querido van a caerle 60 tacos, pese a lo cual el tío ha decidido insistir en su habitual línea incordiante, pero poniendo el dedo en la llaga de forma más explicita que de costumbre.

Rosendo - Vergüenza toreraVergüenza torera (2013)

Lo pueden comprobar en el vídeo de más abajo, aunque en realidad de lo que yo quería hablar es de su libro. Vaya pedazo de tomo que se han marcado Kike Babas y Kike Turrón. Ya que por edad ellos no pudieron vivir esos prehistóricos 70 de primera mano, los Kikes se niegan a redactar una sola línea y proponen una “crónica oral”. O sea, han hablado con un montón de personajes que estuvieron allí y construyen el relato ordenando sus testimonios de forma cronológica con minuciosidad de relojero. Impagable poder revivir la pelea MolinaRosendo en palabras de sus dos contendientes y de los que estaban a su alrededor. O la bronca con Armando de Castro. O los recuerdos de Jaime Asúa de cuando era un simple técnico del grupo. O las neuras del Manolo Tena bajista de Cucharada. O las batallas de los primeros Asfalto por el circuito de discotecas de Toledo. O las del Mariscal Romero estrella de la radio infiltrándose entre los opusinos directivos de la discográfica Zafiro. O de una joven Luz que solo era la novia de Paco Pérez Bryan, el locutor de El Búho Musical… mejor no sigo, hagan lo posible por leérselo entero que merece la pena.

Maneras de vivir. Leño y el origen del rock urbanoManeras de vivir. Leño y el origen del rock urbano (2013)

Otra cosa. Me ha alegrado mucho que por fin alguien revindique el papel de El Búho Musical como programa clave en la radio roquera de aquellos años, quizá cogiendo el testigo del Musicolandia. Los que llegaron después del Mariscal Romero pronto se radicalizaron: unos queriendo ser los más modernos entre los modernos y otros los más heavys entre los heavys. Al final, el único que no tenía ningún complejo era Paco en El Búho, que lo mismo pinchaba Clash que AC/DC. Y por cierto, me ha hecho mucha ilusión que los Kikes pillaran una foto prestada de este blog. Es la del disco que Mariscal le firmó a un amigo mío. Me emocioné cuando la vi publicada en el libro; si además lo hubieran mencionado en los créditos habría sido la leche.

Mariscal Romero - Mariscal Romero Show-Black Feeling (1977)La foto del Mariscal que sale en el libro

Lo que es una pena es la cantidad de erratas y faltas de ortografía. No quiero ser pesado con este asunto, pero es un engorro encontrar gazapos a pares en cada página. No sé si alguna autoridad lingüística ha decidido últimamente que hay que acentuar “Luis”, pero qué feo resulta ver todos esos acentos en los cientos de luises que aparecen mencionados en el libro. Lo que sí recuerdo con seguridad es que Mariscal Romero se escribía con “c” en las portadas de sus discos y que en algún momento el nombre se modernizó. Supongo que fue él quien lo promovió, el mismo Mariscal que siempre renegó de lo moderno. En cambio Kaka de Luxe sale impreso sin la “e” final. Entiendo que la gente del rock auténtico no sepa ni cómo se escribía ese grupo del demonio, pero ya que los Kikes hablaron con Ordovás, con Alaska y con El Zurdo se lo podían haber preguntado.

Nada nuevo, suele ocurrir en muchos libros del rock de aquí. Creo que pasaba en el Burning. Madrid de Alfred Crespo, pero no en el Barcelona Ciudad de Loquillo, que El Loco siempre se empeña en hacer las cosas con una cierta elegancia. Veremos qué me encuentro en los de Julio Castejón y Quique González, los siguientes que tengo en espera para ser leídos.

Mientras escribo esto llevo un rato enlazando canciones del nuevo de Burning y he de decir que cada vez me va enganchando más, sobre todo ese Willie Dixon dedicado a un garito de roncanrol que hay en Argentina. Muy bueno el estribillo con acento porteño (“lleváme al Willie”). Estén atentos, que creo que lo presentan el próximo sábado en la Sala Penélope, pero ahora es el momento de cambiar de tercio y ponerles la canción de Rosendo que les prometí al principio: enfadado en plan protesta de la Puerta del Sol y con autohomenaje incluido a El oportunista de Leño.

También cayó en mi poder el nuevo CD de Andrés Calamaro, ya con galones de veteranía aunque una o dos generaciones más reciente. Lo dejo para la siguiente ocasión, para que conste su reseña calamariana correspondiente.

De los Archivos A70, hoy recuperamos el contenido íntegro de “La compra de discos semestral (II)”, que fue publicado originalmente el viernes 1 de julio de 2011.