¿Qué pasa con la Velvet?

Viernes, 16 de marzo de 2012.-
Me cuenta un amigo que alguien anda criticándome por ahí. Se me acusa de escribir cada vez menos y de no haber hablando nunca de The Velvet Underground. Ambas cosas son ciertas. Me disculpo por lo primero: las sesiones intensivas de ordenador que me pego en horario laboral me impulsan a mantenerme el resto del día lo más alejado posible de esta clase de maquinitas. Respecto a lo segundo, ni disculpas ni nada… pero ya que insisten, aquí les dejo una pequeña referencia sobre la Velvet.

The Velvet Underground & NicoAquí, el diseño Warhol del primer LP;
abajo, la boca de metro del LP final 

Lou Reed siempre me cayó bastante mal. Tengo discos suyos, claro, y por supuesto que acabé comprándome el de la portada del plátano, pero ni él ni sus compañeros de Velvet Underground fueron nunca santos de mi devoción. Con estos neoyorquinos me pasa un poco como con la fauna de la movida madrileña. Me parecían una panda de niños bien con más afán de pintar la mona que otra cosa. Despreciaban tanto el star system del rock que por llevar la contraria tocaban mal a propósito para parecer más modernos, metiendo desafines y acoples por todas partes para recocijo de las futuras generaciones grunges e indies. Y qué decir de sus pintillas de intelectuales existencialistas aderezada con una cierta ambigüedad sexual algo forzada… y todo por darse el pisto de ser amiguitos del Warhol y toda su troupe de artistillas y pseudoartistillas… ¡bah!

Loaded (1970)

Pero bueno, con todo tengo que reconocer que escribieron buenas canciones, y que más tarde otros músicos les supieron sacar partido tocándolas un poco mejor que ellos, incluido el propio Lou. Y también reconozco que de sus cuatro discos de estudio hay uno que me gusta bastante… y no es el del plátano dichoso. Se trata precisamente del último que grabaron, que se llama Loaded y se publicó en 1970, como debe ser en este blog. Se ve que a esas alturas de cambio de década ellos mismos notaron que empezaban a aprender el oficio, así que no tuvieron más remedio que separarse para no llegar a ser una de esas rock stars horteras y decadentes que tanto les molestaban. Y vaya, justo en este disco Lou Reed se despachó con dos futuros clásicazos como Sweet Jane y Rock & Roll, más esta preciosidad que abría Loaded.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: