Ramoncín, incorrecto desde que nació

Sábado, 29 de enero de 2011.-
Antes que nada debo realizar la siguiente advertencia: voy a hablar bien sobre Ramoncín. Si alguien considera que su sensibilidad puede resultar herida, será mejor que deje de leer. Le pese a quien le pese, Ramoncín es una estrella del rock, una de las pocas estrellas de verdad que ha dado el rock en España. La prueba es que su música no tiene éxito desde 1990 y sigue siendo una estrella. Como acaba de recordarme Nevsky en el anterior post, nuestro querido José Ramón empezó a dar la nota desde que vino al mundo, pues nació en un taxi. También hay que reconocer que destacó como tocapelotas desde bien jovencito, como demuestra esta canción de su primer disco.

Vaya, buscando pelea desde el mismo inicio de su carrera, en este caso con el colectivo feminista. Este Paga a tu hombre se publicó en 1978 y hay que recordar que en aquellos tiempos las feministas eran muy bravas y peligrosas, se partían la cara por hacerse respetar. Las hijas de aquellas feministas están hoy en el poder y te pueden buscar la ruina por bastante menos de lo que se dice en esa canción. Y es que Ramoncín empezaba pegando fuerte. Él era de Legazpi, pero se infiltró en una banda vallecana de rock liderada por Jerónimo Ramiro y en poco tiempo se había apropiado del grupo. Metió a un guitarrista argentino amigo suyo (Carlos Michelini, que dicen que había tocado en Vox Dei) y fue echando a todos los componentes originales. Firmó con una multinacional y grabó como solista con músicos de sesión (W.C.? fue en realidad un grupo que nunca existió, supongo que eso es lo que quiere decir la interrogación final). Le echó tanto morro que firmó las canciones a medias con el nuevo guitarra y años después tuvo que reconocer que muchas de esas músicas habían sido escritas por Jero. El pobre era aún menor de edad y pagó la novatada, pero aprendió la lección y luego exhibió sus punteos en grupos como Ñu, Santa y Saratoga.

Ramoncín y W.C.? (1978) 

Pese al escándalo o escandalillo de la autoría de la música, lo que sí quedó claro desde el principio es que las letras eran de Ramoncín. Y qué letras. Descaradas y polémicas, en seguida sacudieron los cimientos del mundillo cultural. La música era rock, y bastante bien tocado para lo que se llevaba en las producciones españolas de la época, pero las letras tenían pura actitud punk, contra todo y contra todos. Para empezar, contra los amos de la industria musical, pues de eso iba en realidad la famosa El Rey del Pollo Frito. Este título de realeza se atribuyó de forma errónea a Ramoncín por el equívoco que generó el hecho de cantarlo en primera persona, pero en realidad hablaba de los popes de las discográficas con los que había tenido el gusto de negociar. Las cosas no han cambiado tanto: “oled mi mierda, oíd mis pedos”… supongo que eso es lo que pensarán los jefes del negocio (o de lo que queda del negocio) cuando lanzan al mercado lo nuevo de Bosé, Sanz o Bustamante. También había asesinatos de prostitutas (Noche de cinco horas), retratos de clásicos perdedores de la mitología urbana (Marica de terciopelo, El loco de la calle larga), invitaciones a la juerga rocanrolera (Cómete una paraguaya, Rock and roll duduá) y hasta consejos para un apocalipsis nuclear (“Ponte las gafas, ríete de ellos, méate en la acera, mastúrbate en el metro… nadie te verá”).

Repasando la lista, compruebo que Ramón utiliza varias veces el recurso de escribir en primera persona sobre personajes que no eran él. O sea, que los mismos necios que le adjudicaron el apelativo de Rey del Pollo Frito podían haberle acusado de proxeneta o asesino de mujeres… menos mal que nadie reparó en Paga a tu hombre ni en Noche de cinco horas. El caso es que, fuera por la canción que fuera, el disco tenía miga. Y como encima tuvo la jeta de salir cantando Marica de terciopelo en horario de máxima audiencia en la única tele que había, al día siguiente en las cafeterías y las colas de los mercados todo el mundo comentaba escandalizado: “¿viste anoche al payaso ese del rombo en el ojo?”.

Esta actuación convirtió a Ramoncín en el personaje del momento, pues dicen los entendidos que cualquier cosa que se emitiera en el primer canal de TVE a las diez de la noche tenía garantizados unos quince millones de espectadores. Este era el programa Dos X Dos, dirigido por el gran Fernando García Tola y con dos presentadoras, Mercedes Milá e Isabel Tenaille, interpretando el papel de niñas buenas. Más tarde también estuvo por ahí Carmen Maura, algunos años antes de que existieran las Chicas Almodóvar. En una noche, Ramón alcanzó la cumbre. Gonzalo Torrente Ballester elogió su calidad literaria y Paco Umbral empezó a hablar de él en sus columnas con cierta asiduidad. La amistad y el apoyo de Umbral metió a Ramoncín de lleno en el mundo de los medios de comunicación, su opinión era respetada y su firma aparecía en todo tipo de colaboraciones. Creo que incluso llegó a colaborar en El Jueves (¿o fue en Sal y Pimienta?)… las vueltas que da la vida.

Bueno, y todo esto viene a cuento porque en mi última batida por tiendas de discos de Madrid compré una edición remasterizada de este primer disco de Ramoncín, fechada en el año 2000. Hay que decir que la edición original se publicó en EMI, pero pronto salió tarifando con ellos y la compañía lo retiró de la circulación. Cuenta Ramón que, como le estaban haciendo la vida imposible, consiguió la carta de libertad presentándose en el despacho del director con un bidón de gasolina. Qué tío. El caso es que durante años, en los momentos de mayor éxito de los LP’s siguientes en Hispavox, llegaron a pagarse muchos miles de pesetas por Ramoncín y W.C.? y por Barriobajero en las ferias de coleccionismo, pues no había manera de encontrar esos dos vinilos… y treinta y pico años después, me encuentro el mismo CD en una tienda de segunda mano por 2 euros con 50. No tuve más remedio que comprármelo para resolver la siguiente duda: ¿estaría defectuoso o sería que a estas alturas el artista ya se encuentra totalmente depreciado? El CD suena como un cañón, bastante mejor que la cutrereedición en vinilo que tengo por casa. No sé si me gusta la manera en que se ha resuelto este misterio, pero al menos ahora puedo torturar a mi familia oyendo a todas horas Ramoncín y W.C.? con un excelente sonido en formato digital.

¿Pero qué habré hecho yo para mecerecer esto?
Ten paciencia, Ramón, ten paciencia

Espero su opinión, señor Nevsky, pues su comentario del anterior post demuestra sus amplios conocimientos sobre Ramoncín. Sepa que siempre le he considerado una gran autoridad en la materia. Mientras tanto, les dejo con otra cumbre ramonciniana: la tormenta de huevos podridos en el Parque de Atracciones madrileño. Las imágenes son del archivo de TVE, sincronizadas mal que bien con la toma en estudio de Cómete una paraguaya.

4 comentariosDeja un comentario

  1. De los Archivos A70 hemos recuperado los 14 comentarios que esta entrada recibió en el blog original:

    1. Nevscky dice:
    30/01/2011 en 5:19 PM

    Sí señor, ya era hora de que se hiciera justicia en este país con uno de sus grandes hijos. Pluridisciplinar donde los haya, más que un rocanrolero este músico con mayúsculas es todo un “Hombre del Renacimiento” al que lo mismo le da escribir una canción para Miguel Ríos hablando de los vertidos nucleares que hacer una película al lado de Cristina Marsillach (que ya quisieran muchos). Por no hablar de sus traducciones libres del cheli al castellano y del castellano al cheli impartidas por ondas hertzianas para todo el país.
    Cuánta razón tiene usted Sr. Balbino cuando dice que las hijas de aquellas feministas que se rasgaban las vestiduras con las canciones del chiquito de Legazpi son las que ahora están en el poder. ¡Qué cruel es el mundo! Rocío Jurado podía cantar cosas como “Te has quedado dentro de mí”, “Tómame, aráñame y hazme tuya toda la noche” y la Pantoja hacer fortuna de la muerte de un torero durante más de 20 años al son de “fundiremos nuestros cuerpos desnudos y gotearemos de placer” (o algo por el estilo, en ambos casos) que no pasaba nada. Ahora bien, si lo hace un chaval que lo único que intenta es reflejar el sentir de las calles de la parte de atrás de Telefónica, es casi un delito. Y sólo porque lleva chupa de cuero y gafas del sol (”güau, me siento mejor”). ¿Pero bueno, es que no ven que siempre ha ido peinado como los pijos, con flequillo y sin patillas e, insisto, con los pendientes en la oreja derecha? Lástima de envoltorio hipócrita.
    Pero claro, qué le vamos a hacer si la gente se queda en la superficie. El Rey del Pollo Frito nunca fue él, era un directivo de la discográfica… NO ÉL. La cosa, creo, es que se quedó como el “Rey del Pollo Frito” cuando Miguel Ríos le presentó así en su programa “Qué noche la de aquel año”. Pero de eso, querido Sr. Balbino, sabe usted mucho más que yo.
    Lo único que hizo nuesto hombre fue viajar a Barcelona en un avión anterior al que tomó Jero. Lo de decirle que las canciones estaban escritas de su puño y letra a la discográfica fue una mentirijilla de nada. Y si no, fijense… José Ramón Julio lleva más de 30 años en boca de todos y dónde está Jero….eh! ¿dónde? Además, cuando Jero escribió el anuncio buscando un cantante lo dejó clarito. “Me da igual que no sepa cantar, lo que quiero es que se enrolle” (o algo así). Cuando le vio subirse por entre los platos de la batería y rasgar la guitarra con la lengua en los ensayos pensando que aquello iba a romper con todo el panorama musical de Madrid no decía nada, no…. claro, entonces no decía nada.
    Además, todo el mundo sabe que Ramón pudo amenazar con un barril de combustible al preboste de EMI. ¿Y qué, si es cierto? Pero por favor…. ¿cómo podría quemarlo? Era gasoil y hasta el más lerdo sabe que el gasoil se inflama por compresión. Por mucho que se lo hubiera tirado por encima y luego le hubiera chiscado su zippo de Harley Davidson lo más que habría conseguido es empaparle y atufarle.
    Si el de EMI no sabía cuántas cadenas de carbono forman los hidrocarburos de la gasolina y las del gasoil y cuales son sus “Flash Points”, no es culpa de Ramoncín. Esto no es más que otro ejemplo de la ignorancia a la que nos tiene acostumbrados la televisión, “Si es que no hay formación” (volvemos a los Stones).
    Y no me extenderé más (creo que ya lo he hecho bastante). Pero no quisiera pasar la oportunidad de aconsejar al personal de visualice la peli anteriormente mencionada, “Adolescencia” (con Cristina Marsillach) y leer los números dedicados al rock’n'roll de la revista “Rambla” porque creo que era ésa la publicación a la que usted tan acertadamente se refería en su comentario sobre las colaboraciones literarias de este cerebro sin parangón en la historia española.
    Ya me voy, ya! Y me despido confesándole mi envidia personal porque usted puede demostrar con una prueba física y evidente que es más grande que Ramoncín y eso, querido amigo, está al alcance de muy pocos.

    2. Balbino Ruiz dice:
    31/01/2011 en 9:03 PM

    Me deja usted asombrado, y más con ese último párrafo. Se lo agradezco mucho… ese párrafo y todos los anteriores. En estos tiempos en que cualquier cenutrio se apunta a la moda de hostigar a Ramoncín, es un honor que elija usted este modesto blog para sentar cátedra sobre este personaje por encima del bien y del mal. Negarle sus méritos a quien se los ganó por derecho es uno de los deportes nacionales, ya se sabe.
    Apoyo todo lo que dice, incluso volveré a ver “Adolescencia”, solamente le pongo una pega: no está bien meterse con Jero, que tenía sus razones para estar dolido. Él también es uno de los mitos de nuestro rock y sigue siendo uno de los más grandes en los ambientes jevimetaleros.
    En cuanto a lo de “Rey del Pollo Frito”, puede que Miguel Ríos lo popularizara, pero yo creo que venía de antes. Me da que el tonillo despectivo empezó con los niñatos de la movida, que eran muy listos y sabían que meterse con Ramoncín les daría mucha publicidad gratuita… Esta historia me recuerda mucho a la de Charly García al otro lado del charco. Una vez le preguntaron cómo podía tener tantos enemigos, y el lo explicó así: “porque yo inventé el oficio de estrella del rock en Argentina”.

    3. El jevy de Leganés dice:
    02/02/2011 en 10:22 AM

    Soy de los que dejó de leer en la primera frase. No obstante, rompo una lanza por Jero, ¡faltaba más!

    4. Señor Remitente dice:
    02/02/2011 en 8:34 PM

    Excelente texto, y excelentes comentarios, incluido el del jevy que no se atreve a leer más, porque sabe que será convertido. Sabe que todo su mundo se vendrá abajo, los pilares sobre los que ha cimentado la fe en Satán se derretirán y del otro lado surgirán bestias que le hará cambiar su lista de descargas y empezar a bajarse todos los programas del “Lingo”.
    Es por eso que le perdono.
    Señor Balbino, ¿es correcto que escriba el comentario aquí? ¿O es en “el otro blog”?
    Un saludo.

    5. Balbino Ruiz dice:
    03/02/2011 en 8:48 PM

    Señor Remitente:
    Considero que es mejor que comente aquí, pero también sería correcta cualquier otra decisión que tomen ustedes, incluso la de leer únicamente las dos primeras líneas.
    En cualquier caso, me agrada la opinión que ha expresado usted y le reconozco el acierto de traer a colación la palabra “Lingo”, un concepto clave que aún nadie se había atrevido a reivindicar.

    6. ki-ka minera dice:
    04/02/2011 en 6:46 PM

    Señor Balbino…
    ¿Cómo podría yo defender a los cenutrios? Me siento intensamente vigilada en este universo que es Internet, por los ojos del excelso señor Ramoncín. Este “artista polivalente”, sigue demostrando aún hoy su dotes para la cultura, y es más, me atrevería a decir, que roza la perfección.
    Con esta última frase, me refiero a una concepción de perfección platónica, es decir, PERFECCIÓN, lo cual le acercaría más al Mundo de las Ideas, por lo tanto, en su traducción moderna: a Dios. Su dominio se extiende sobre todo en Internet, está en todas partes y puede controlar todo lo que hacemos y decimos.
    Como cualquier Dios, da igual la materia donde lo ubiquemos, tiene sus peculiaridades, y por supuesto, sus castigos. Este Dios de la cultura sabe cual es el camino que escogemos y nos castiga igual si es el buen camino o si es el malo, tu destino está elegido de antemano (¿como los luteranos?, si eliges el bueno te rompe los timpanos y si eliges el malo te lleva a los tribunales).
    Por tanto y con estas líneas tan “rebuscadas” verbalmente, lo que quiero decir es que esta cruzada sólo tiene unos perdedores que son los cenutrios, que, ante la más mínima protesta serán castigados por los ojos de Dios en Internet.
    Así que, señor Remitente, tenga usted cuidado con lo que descarga, señor Balbino, tenga usted cuidado en la moderación de los comentarios.
    Y por último sólo defender que Miguel Bosé es otro de los artistas sin parangón del panorama musical español, más que nada porque es capaz de sacar las mismas canciones una y otra vez en miles de discos y aún se los seguimos comprando, y diciendo “no no, pero es que es Amante Bandido versión 2010″…eso, señor Balbino, tiene más mérito que el bamboleo de caderas del señor Bustamante o la susurrante voz de Alejandro Sanz, luego no debería integrar a Bosé en el mismo grupo.
    Y una última cosa. Lo que más me gusta de Ramoncín es su capacidad para dar la vuelta a la tortilla con sus opiniones, actos y versiones (de Nirvana).
    Un saludo y buenas noches berebereberebé.

    7. Balbino Ruiz dice:
    05/02/2011 en 8:04 PM

    Estoy de acuerdo en que Bosé es un gran artista. Solo así puede explicarse que se haya hecho pasar por cantante durante tantos años. Aún se recuerda su gran exhibición vocal en el festival “Leyendas de la Guitarra” de la Expo 92 (nadie sabe qué hacía allí Miguelito rodeado de Eric Clapton, Keith Richards y Bob Dylan). Cantó “Sevilla” y la ciudad se estremeció. Si alguien hiciera una campaña en Youtube mofándose de esos gorgoritos, ríase usted de lo de Nirvana.
    Me duele decir esto, pero como cantantes y personajes públicos en general, Bosé y Ramoncín tienen muchos puntos en común, quizá demasiados.
    En lo de convertirlo en deidad, exagera usted. Pero si se empeña…

    8. Nevscky dice:
    10/02/2011 en 1:52 PM

    Claro que sí dilecta Kika, claro que sí.
    Ramoncín no sólo roza la perfección sino que es la perfección en sí misma. ¿Por qué? Porque Ramoncín es un Dios del rock’n'roll y como tal es completo. Como Dios que es, no puede ser finito porque entonces tendría defectos (y un Dios no puede permitirse tener defectos… ¿cuál sería la diferencia entonces con los hombres?) y él no es un hombre porque su obra le delata… No hay defectos. Es un Dios.
    ¿Quién en su vida ha compuesto himnos generacionales como “Fábrica de hombres”? Aaahhhhh, es que la gente no sabe nada de esa canción. Acabáramos.
    El alma de Ramoncín subirá hasta el Mundo de las Ideas para guiar a las mentes descarriadas por canciones de Bustamante y Bisbal hacia el camino del rock, como Virgilio guió a Dante por los círculos del Infierno, y no se quedará con él, como señalaba Aristóteles, atrapada en su cuerpo.
    Los que ayer denostaron a este insigne personaje por enderezarse la nariz, hoy se aplican bótox en el escroto para no perder la dignidad. Lo suyo por lo menos fue debido a una pelea. ¿Qué mejor manera de engordar la leyenda de un rebelde con causa? ¿Cuándo se ha peleado Miguel Bosé en los garitos infectos de algún pub de Malasaña para poder operarse todo lo que se ha operado?
    Así pues no creo que sea una exageración convertir en deidad al único ser del universo capaz de firmar un manifiesto en contra de Operación Triunfo y luego ser jurado del programa. Eso sólo son capaces de hacerlo los dioses. Ellos son así.

    9. ki-ka minera dice:
    13/02/2011 en 8:19 PM

    Totalmente de acuerdo con usted señor Nevsky en muchas cosas… excepto en lo de las peleas de Bosé, ya que hace bien poco, con lo de la ley Sinde, le “trolearon” el facebook…
    Ahora bien, la sola idea de que Ramoncín, por muy Dios que sea en toda su perfección, va a enderezar a Bisbal y a Bustamente por los designios del Rock… me lleva a pensar que lo suyo señor Nevsky roza el fanatismo. Conseguir tal reto sólo sería comparable a los trabajos de Hércules… ¿será capaz lograrlo?

    NOTA de B.R.: Ha sido suprimida una alusión a la Convención de Sapporo, por considerarla improcedente.

    10. Nevscky dice:
    16/02/2011 en 1:03 PM

    No estoy de acuerdo en su idea de fanatismo, querida Kika.
    ¿Es fanatismo decir que el jamón serrano está sensiblemente más rico que una hamburguesa y, además, es más sano? No. Es un hecho objetivo e irrefutable que el jamón serrano está mucho más rico y es más sano que una hamburguesa por mucho que los yankis se empeñen en contratar a Carmen Lomana para agrandar superficialmente sus excelencias.
    ¿Por decir que el jamón serrano está más rico y es más sano que una hamburguesa soy un fanático del jamón serrano? No. Yo, querida Kika, sólo soy un notario de la actualidad y mi subjetividad (inherente a todo ser humano, por otra parte) se convierte en una circunstancia objetiva al hablar de la vida y obra de Ramoncín porque hay muy pocos que la puedan igualar. ¿Cuántos de aquellos que se pegaban en los bares de La Elipa quedan en activo peleando ahora contra los elementos del ciberespacio? Ninguno. Miguel Ríos, que también se salva y que me viene al caso porque acabo de escuchar su obra postrera, está jubilado y Rosendo sigue estando un escalón por debajo del bueno de José Ramón Julio y además no se mete nunca con nadie. Qué fácil la vida en Almería. Cuando yo me jubile iré a Cádiz.
    En cuanto a las peleas de Bosé que me versa,…. ¿A quién le importa Miguel Bosé por mucho que se pelee? Y no sé si se conseguirá borrar del mapa musical a Bisbal o Bustamante, pero de momento uno se ha perdido entre las pesas de los gimnasios (cosa que me parece de lo más triste del mundo) y del otro se ríen por el universo de las redes sociales. A Ramoncín sólo le insultan que, por supuesto, es mucho más loable.
    Y todavía tengo que decir que el programita ése del que salieron ambos (esa apología del fracaso escolar infantil, como dijo Sabina) ya se lo han cargado de la parrilla de televisión. Los chavales que tocan rock’n'roll cada vez son más en las escuelas de solfeo. De hecho, yo voy a aprender a tocar la guitarra para hacer un solo acompañado (lo que ya deja de ser un solo por definición) con mi amigo el jevi de Leganés, aunque éste nunca lo sabrá porque no terminará en la vida de leer este mensaje que seguro que tiene más de dos líneas.

    11. Miguel dice:
    16/02/2011 en 4:27 PM

    Como siempre interesante artículo, Sr. Balbino…
    Yo soy de los que opina que si Ramoncín se hubiera dedicado a la música a la par que a la farándula, ahora sería respetado y tendríamos un porrón de buenos discos. Pero se apartó del buen camino… ¿por falta de talento o por querer abarcar todos los campos?… esa es la pregunta.
    Una pega: creo que el Sr. Ramoncín es del equipo que viste de blanco… Una pena.

    12. Balbino Ruiz dice:
    16/02/2011 en 7:47 PM

    Me temo que lo de las simpatías futboleras de Ramoncín va a juego con su tradicional arrogancia. Hay que respetarlo.
    En cuanto a si a Ramoncín se le acabó el talento, la verdad es que ha intentado varias veces volver a la música con resultados cuanto menos discutibles. Esos últimos discos… ¿cómo podría definirlos? Dejémoslo en que son discos a los que es un poco difícil cogerles el punto. En cierta ocasión oí al señor Nevsky reconocer muy convencido que se compró “Miedo a soñar” y le gustó.
    Hablando de Nevsky, aprovecho para recordar a los señores comentaristas que, según las normas establecidas en la Convención de Sapporo sobre intervención en foros y blogs y moderación de los mismos, deben limitarse a exponer y rebatir argumentos. En el caso de caer en la provocación gratuita, ataques personales o lenguaje vulgar y chabacano, el administrador se reserva el derecho a suprimir frases, párrafos e incluso comentarios enteros.
    Gracias.

    13. Nevscky dice:
    17/02/2011 en 1:51 PM

    ¡Perdón! ¿Me he saltado las normas? No era mi intención. No creo haberme metido con nadie (no se me ocurriría nunca). ¿Lo he hecho? Lo siento de verdad.
    Pero ya que estoy aprovecho para sacar pecho y decir que sí, efectivamente fui una de las 4 personas que en España se compró “Miedo a soñar”. Y sí, me gustaron sus tres canciones… y mucho. Hay que recordar que era el primer trabajo que realizaba en veinte años de multinacional fuera de las mismas. Y lo hizo porque no aguantaba más los caprichos de los ejecutivos. ¡Toma que toma!
    ¿Tú qué haces cuando te llamas Ramoncín y te vas de una multinacional? Pues creas tu propia compañía. Y eso hizo. Llamó a Loquillo, al tristemente poco reconocido Carlos Segarra (lástima) y a Jaime Urrutía y organizó unas grabaciones en 1998 de donde salió “Miedo a soñar”, su décimo LP (creo) en el que había la friolera de 8 (sí, como lo estáis viendo, ocho) canciones. Si tenemos en cuenta que el anterior fue La Colección Privada (un recopilatorio, en definitiva) en 1991, y antes que ése el directo de “Al límite” en 1990, nos damos cuenta de que han pasado sólo 7 años.
    Pues eso, en 7 años a una mente privilegiada como la de Ramoncín sólo le puede dar tiempo a hacer 8 canciones. Casi una por año. Riéte tú del “Salmón” de Calamaro. Pero la cosa no queda aquí. Si escuchamos esas 8 canciones advertimos que “Rosa” e “Hijo” son iguales. Como lo diría, idénticas, y en “En el ojo de un Dios” sólo percibimos notas rasgadas de guitarra, nada de composición.
    Ays!, amiguitos, pero “En el corazón de la ciudad” y “Sangre y lágrimas”, en ésas…. en ésas no tenemos más remedio que reconocer que por mucho que nos pese hay ciertos personajes que los dioses han bendecido con dones prohibidos para el resto de los mortales. Él y Nietzsche están por encima del bien y del mal y nosotros, queridos, sólo llegamos a verles las suelas de las zapatillas de gamuza azul.

    14. Balbino Ruiz dice:
    17/02/2011 en 8:33 PM

    Excelente análisis del indescriptible “Miedo a soñar”. Ya dije que yo me siento incapaz de valorarlo, así que quién mejor que usted para hacerlo.
    En cuanto a las normas de Sapporo, las ha cumplido usted escrupulosamente, aunque en algún momento bordeando la infracción.

    15. c.e.t.i.n.a. dice:
    01/08/2011 en 12:26 PM

    Como artista tuvo un pasado glorioso. Como persona (y como artista también) tiene un presente impresentable.

  2. Supongo que debo agradecer a cualquiera que haga referencia a mi humilde persona, después de 36 residiendo en España, luchando cada día para mantener viva la ilusión de esta vocación que ha marcado mi vida, y que sigo desnudando por los escenarios de esta tierra que es mía también, aunque me sorprende encontrar repetidas las mismas palabras una y otra vez, desde hace años, y que nunca nadie se haya interesado nunca por saber mi opinión al respecto. Gracias por leer estas líneas.

    Carlos Michelini

    RESPUESTA DE B.R.: Lamento haber difundido el tópico mil veces repetido. Por edad me hice fan de Ramoncín a partir de “Arañando la ciudad”, así que lo que ocurriera en los dos primeros discos solo lo puedo saber de oídas. Me encantaría conocer de primera mano cómo ocurrió todo aquello, y desde luego que sería usted el más indicado para aclarar todos esos malentendidos. El caso es que en las últimas reediciones en CD Ramón añadió a Jero Ramiro como coautor de algunas canciones, pero siempre de forma muy confusa.

    En todo caso, si es usted autor de las músicas de los dos primeros discos, tiene toda mi admiración. Ramoncín era un gran letrista y tenía mucho carisma, aunque con evidentes limitaciones como músico. Hizo grandes canciones cuando las escribió con músicos como usted o Fernando Murias, pero después quiso hacerlo él todo y se tiró años reescribiendo siempre la misma canción.

    • Después de comentarios maliciosos, que han sido repetidos sin que nadie intentara contrastar con todas las partes implicadas, intentaré aclarar algo este tema.

      Quiero decir a quien no lo sepa, que la parte de una obra musical que se registra en la SGAE, y que es susceptible de percibir derechos de autor, es la letra y la línea melódica, y no los acordes ni los ritmos de acompañamiento, que pueden ser modificados en diferentes versiones, sin que esto otorgue derechos sobre la misma.

      Si he firmado con Ramoncín la autoría de los temas ha sido por haber llegado a ese acuerdo, pero en realidad la melodía registrable siempre ha sido obra suya. Mi trabajo consistió en hacer los arreglos e intentar dar coherencia a los 5 temas que formaban el repertorio de que disponían hasta mi incorporación, y los que posteriormente elaboramos los dos exclusivamente.

      Cuando me proponen participar en “Ramoncín y WC” había posibilidad de grabar un primer vinilo, pero era necesario conseguir un nivel de calidad en el producto, que debido a la inexperiencia de los miembros del grupo resultaba imposible. Hay que tener en cuenta, que en los años 70 para entrar a un estudio de grabación de una multinacional (EMI), se exigía a los músicos formación y profesionalidad, requerimiento del cual Ramoncín estaba exento por su condición de estrella mediática, esto sumado a que en realidad lo único que interesaba a las discográficas y a la prensa era el personaje público creado por “Ramoncín”, propició que el resto del grupo no continuara en el proyecto.

      Quien haya escuchado los dos lps en los cuales participé (“Ramoncin y WC” – “Barriobajero”) y conozca mi trayectoria individual, podrá reconocer en estos trabajos mi guitarra y las tendencias musicales por las que siempre me he movido (el Blues y el Rockanroll). Creo que también se puede concluir que una persona que declara tenía solo 15 años de edad y nada más que uno de experiencia con dicho instrumento, resulta imposible que hubiera estado capacitado para poder participar de alguna manera.

      Si bien la polémica y el escándalo pueden resultar rentables mediáticamente, mi vocación siempre ha sido la música y nunca he querido dedicar tiempo a esas artes (¿malas?).

      Sugiero a aquellos que repiten serias acusaciones sin comprobarlas, que consideren el daño moral que ocasionan y la posibilidad de generalizar esta forma de actuar, pudiendo llegar a sufrir personalmente un trato injusto. Soy comprensivo en esta cuestión con aquellas personas que sin medir los perjuicios que ocasionan realizan estas declaraciones, pero me resulta imperdonable que profesionales del medio caigan en esas mezquindades.

      Gracias por dedicar unos momentos a leer esta breve aclaración, ya que podría extenderme largamente sobre unas circunstancias que me tocaron vivir en primera persona.

      A vuestra disposición.
      Carlos Michelini

      cmcarlosmichelini@gmail.com

      http://carlos-michelini.dsland.org/index.htm

  3. Estoy totalmente de acuerdo en alabar el trabajo de Ramoncín. Sus dos primeros LP’s, sobre todo el segundo, son de lo mejorcito que se ha hecho en el Rock and Roll local…

    RESPUESTA DE B.R.: De acuerdo en tener en un altar esos dos discos más los tres siguientes. Después vienen un par de ellos de los que se puede salvar algo y luego a partir de Fe ciega es ya todo insufrible… ¿usted que opina?

    Anoche me acerque a verle en la Sala Cats y fue emocionante escucharle canciones del principio, pero las otras… casi mejor nos ahorramos los adjetivos.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: