Jorge Ilegal hace memoria en el FIB (Parte 3ª)

Domingo, 25 de julio de 2010.-
Sigo con el repaso a mi colección de entradas de Ilegales. Lo dejé en 1987, justo cuando Jorge Martínez decidió abandonar la formación de trío y dar un paso adelante. Fue un punto y aparte, igual que el que se está produciendo ahora en 2010 con ¡Adiós amiguitos!, la gira de despedida. Como Jorge nunca deja de dar sorpresas, un día abro el periódico y descubro que ha puesto el Festival de Benicàssim patas arriba. Me regocijo leyendo las bestialidades que perpetró e imagino a los jóvenes FIBers desconcertados ante semejante animal de cráneo pelado. ¿Qué pensarían al oír Eres una puta? ¿Ofendería su delicada sensibilidad musical indie? Y lo que más me intriga: ¿Qué pensarían los guiris que van al FIB a degustar brit pop mientras se abrasan al sol del Mediterráneo? Esto es lo que dijo el angelito a una cyberrevista:

Este tío, siempre provocando. Como a finales de los 80, cuando se enfrentó a los fans más puristas incorporando al grupo instrumentos extraños. Acostumbrados al rock a toda leche de guitarra, bajo y batería, no era fácil asimilar esto:

En Chicos pálidos para la máquina, la banda amplía el abanico estilístico a costa de perder contundencia. La cosa empieza con jazz y vibráfonos en Mala suerte, metales al estilo big band en Lavadora Blues, surf en La chica de la autopista… el desconcierto de esas tres canciones que abren el disco es mayor aún por la brutalidad de las letras, llenas de mujeres asesinadas o muertas en accidente de tráfico. Una nueva dosis de la habitual incorrección de este autor que acostumbra a escribir en primera persona, sean historias propias o ajenas.

Chicos pálidos para la máquina (1988)

Más sobre Ilegales en:

http://balbinositio.zymichost.com/balbinoblog/archives/570

¿Quiénes son los abuelos del rock?

Domingo, 11 de julio de 2010.-
Cuando empecé con esto del blog no imaginaba lo laborioso que sería lo de adjudicar etiquetas y categorías. Por ejemplo, me invento la categoría “Abuelos del rock” y entonces me meto yo solito en el problema de decidir quién es abuelo y quién no.

Más o menos yo lo tenía claro, pero después de corregir algunas incongruencias que se me han colado me veo en el compromiso de aclararme en voz alta. Por un lado tenemos a los primeros roqueros, los pioneros de los años 50. Los pocos que van quedando vivos son ya octogenarios, pero creo que con la categoría “Rock 50” y con el guiño Yo no soy Bo Diddley están suficientemente definidos: se les supone edad no ya para ser abuelos, sino tatarabuelos. A estas alturas, gente como Little Richard o Jerry Lee Lewis estan ya en la más absoluta ancianidad, pero no los considero exactamente abuelos del rocanrol… Y mucho menos pudieron ser abuelos otros como Buddy Holly o Eddie Cochran, que murieron jóvenes y dejaron un bonito cadáver en blanco y negro.

Little Richard, Jerry Lee Lewis, Buddy Holly y Eddie Cochran
Ricardito, Jerry Lee, Buddy y Eddie

En realidad a todos estos los veo más como padres del rocanrol que como abuelos. Se inventaron el género, sí, pero no creo que tuvieran intención de perdurar. En aquella época las modas musicales tenían un reinado de dos o tres años y luego cedían el testigo a nuevos ritmos. El Rock & Roll surgió con una fuerza brutal y protagonizó todo tipo de proezas y escándalos. Little Richard se metió a pastor de una iglesia evangélica, Jerry Lee Lewis se casó con su prima menor de edad, a Chuck Berry lo metieron en la cárcel por estafa y Elvis Presley se alistó en el ejército. Llegó la decadencia y el rock desapareció, igual que posteriormente fueron desapareciendo el twist, el surf, el mambo-rock, el limbo-rock y todos esos tontos bailecitos que se iban inventando.

Pero unos años después, hacia 1964, el rock renació de sus cenizas por culpa de un montón de grupos ingleses a los que les dio por versionar los éxitos de la década anterior y conquistar América con la música que los propios americanos del norte habían olvidado. Algunos de esos jovencitos se instalaron en un estrellato mundial que les permitió ser millonarios y dedicarse al negocio del rock durante cuarenta y pico años de forma ininterrumpida… ¿Cuarenta y pico años con la guitarra a cuestas? Esos sí que son abuelos del rocanrol.

Rolling Stones, Beatles, Yardbirds, Animals
La Invasión Británica de 1964…
invadieron EEUU y el mundo entero

Por culpa de aquellos Stones, Beatles, YardbirdsAnimals los viejos rockers de los 50 fueron rescatados del olvido y hasta de la indigencia. Carl Perkins, Little Richard, Chuck Berry, Bo Diddley y muchos más pudieron volver a la carretera gracias a ellos, e incluso Elvis se vio forzado a su Comeback Special de 1968 porque comprendió que esos peludos ingleses estaban poniendo en entredicho su reinado.

Pasaron 10 años… algunos fueron quedando en el camino, otros mutaron a dinosaurios. Algunos cumplieron los 50 tacos sobre el escenario, y los que resistieron otros 10 años en la escena se convirtieron sin darse cuenta en abuelos del rock.

Eric Clapton, Ringo Starr, Neil Young y Bob Dylan
Muchos de esos invasores británicos de 1964
siguen publicando discos en la actualidad…
e ilustres americanos invadidos, también

La mayoría de estos abuelos del rocanrol se empeñan en salir de gira a un paso de soplar 70 velas. Sigue pasando el tiempo y todavía en este nuevo siglo seguimos hablando de ellos.

Chuck Berry - Hail! Hail! Rock 'n' RollHail! Hail! Rock 'n' Roll (1987) 

Les dejo con una de mis escenas favoritas del cine roquero, la célebre bronca entre los mayores cascarrabias de las dos primeras generaciones del rock. Ocurrió en la película Hail! Hail! Rock ‘n’ Roll, que consistía en que Keith Richards le montaba un homenaje a Chuck Berry en 1986 por su sesenta cumpleaños. Richards, acostumbrado a hacer su real gana, se queda perplejo al ver que otro músico se atreve a encararse con él porque le supera en canas y en galones… ¿cómo me vas a decir tú cómo se toca Carol, si la escribí yo?